Como conducir en verano

¿Cómo conducir en verano?
 
Atascos
El verano concentra los mayores movimientos de vehículos en las carreteras de todo el año. Incluso aunque haya planificado el viaje y consultado el estado de las carreteras antes de salir, las retenciones pueden ser inevitables. Si se ve inmerso en un atasco, mantenga en todo momento la distancia de seguridad adecuada con el vehículo de delante para evitar alcances en caso de frenadas bruscas y vigile que la separación sea la correcta tanto en marcha como en las detenciones. Cuando se detenga, hágalo donde vea las ruedas del vehículo delante. Y observe continuamente los retrovisores para evitar alcances, en especial en las aceleraciones. Y no se confíe en los momentos de circulación lenta ni cuando vea la vía despejada: la retención puede volver unos metros más adelante. Asimismo, mantenga el habitáculo bien ventilado, sea paciente y respetuoso con los demás conductores y olvide el estrés: ¡está de vacaciones!
   
Cómo detenerse con seguridad por una emergencia
Ante una situación imprevista, como una avería, un accidente o la pérdida de la carga, estas son las reglas básicas para evitar un riesgo mayor. Una actuación correcta, en caso de presenciar un accidente de tráfico, no solo puede salvar la vida a quien lo haya sufrido, sino también la del propio auxiliador. No olvide nunca los tres pasos a seguir: Proteger, Avisar y Socorrer (PAS).